Uncategorized

Sensorium, potencia las sensasiones

Sensorium potencia las sensasiones

Parte 2, clic para leer parte 1.

¿Qué es el sensorium?

Es una actividad que se puede hacer de manera individual, en pareja o en forma de taller.  Es ideado para cultivar los sentidos y potenciar las sensaciones.

¿Por qué es importante potenciar las sensaciones?

Como se habló en la primera parte, en el actual mundo estresante estamos absortos en pensamientos y emociones negativas. Permanentemente, las sensaciones alimentan nuestras interpretaciones y el conjunto de estas determinan nuestros sentimientos sobre la realidad. A menudo las sensaciones y, por lo tanto, nuestros sentimientos están distorsionados y causan estrés, ansiedad o depresión.

Esto se da porque andamos por el mundo en modo automático. sin un contacto apropiado con las sensaciones y no podemos gestionar dichas emociones. Esto predispone a la mala comunicación, fallos en nuestro hacer y toma de decisiones inadecuadas.

El sensorium, al mismo tiempo que nos da bienestar, tiene la capacidad de potenciar el disfrute erótico.

¿Cuál es el sustento teórico?

Triángulo cognitivo de la atención

La psicología ha planteado la reducción del funcionamiento mental en tres componentes fundamentales: Los pensamientos, las emociones y los comportamientos.

Los pensamientos o cogniciones son una de las principales funciones del cerebro humano. Corresponden a una serie de esquemas mentales que se forman y se reforman por la creatividad, la interpretación, la imaginación, las creencias, las experiencias y las memorias.

Debemos ser reflexivos y críticos con nuestros pensamientos para diferenciar los adaptativos y beneficiosos de aquellos distorsionados o sesgados de la realidad, a eso le llamaremos control de calidad de los pensamientos. En el sensorium también podemos estar atentos a nuestros pensamientos, pero no es la prioridad.

La emoción es la vivencia de ciertas sensaciones corporales placenteras o displacenteras ante la percepción del medio interno o externo. Las e-“mociones” son reacciones que nos invitan a la movilización, a actuar y a pensar diferente frente a determinada exigencia del medio. Son estados que pueden influenciar (afectar) nuestros pensamientos y conductas. A la vez, los pensamientos pueden influenciar positiva o negativamente las emociones. Según Paul Ekman, las emociones básicas son la sorpresa, el asco, alegría, ira, la tristeza y el miedo.

Los sentimientos se diferencian de las emociones en que los primeros son estados afectivos más prolongados y elaborados, podrían ser entendidos como un producto de la interacción entre los pensamientos, las emociones y las experiencias. La ansiedad, la vergüenza, la culpa y el amor son ejemplos de sentimientos más comunes.

En el sensorium estamos particularmente atentos a la emoción y sentimientos presentes, viviéndolos y disfrutándolos al máximo, sean o no placenteros. En esta experiencia los confrontamos de tal manera que estas se puedan autorregular. La idea es, justamente, identificar y no reprimir las emociones o sentimientos.

Por otra parte, están las sensaciones que son las percepciones de los 5 sentidos. Tacto, gusto, olfato, visión y audición. Son aquellos sistemas sensoriales que nos permiten estar en contacto con el medio externo y gracias a ellos podemos interactuar. Muchas veces, estamos desatentos y fuera del contacto de nuestros sentidos. Andamos en modo automático, de tal manera que las sensaciones pasan, la vida pasa y no nos enteramos. En el sensorium nos enfocamos en las sensaciones que permiten tener contacto con nuestro cuerpo, lo que nos da una idea más acertada de la realidad, permitiendo la autorregulación de nuestras emociones y pensamientos, con la ventaja de que también se puede potenciar el placer.

Al mismo tiempo, cuando nuestro cuerpo establece una mejor relación con la realidad a través de los sentidos, podemos tomar las mejores decisiones y acciones de una manera consciente, voluntaria, según nuestros intereses. Nos adaptamos mejor al medio. Baja la ansiedad, disminuye la tristeza, se controla el estrés, aumenta el placer, el bienestar y, por lo tanto, la calidad de vida.

¿Qué debo tener para hacer un sensorium en pareja?

  1. Música: Tenemos una lista de Spotify recomendada para ti
  2. Fragancias como de esencias aromáticas o del incienso
  3. Frutas aromáticas y de sabores distintivos como ciruelas, arándanos o aceitunas
  4. Alimentos insignia como queso, chocolate o arequipe
  5. líquidos como cerveza o vino
  6. Aceite para masajes, recomendado aceite mineral
  7. Elementos como plumas, punzón y piedra

¿Cómo debe ser la preparación?

  1. Apagar celulares o usar el modo a avión, al igual de distanciarse de otros distractores.
  2. Uso de ropa cómoda, idealmente sin ropa
  3. Plena atención sobre sus sensaciones, de manera focalizada y si hay distracción, gentilmente re focalizar la atención en las sensaciones y no tanto en los pensamientos.
  4. Ajustar las expectativas a un momento agradable e íntimo, solitario o en pareja
  5. Total motivación para redescubrir los sentidos y nuevas sensaciones
  6. Dejar predisposiciones, prejuicios y temores de lado
  7. Tener en cuenta posibles alergias o intolerancias alimentarias.
  8. Tener en cuenta enfermedades médicas como asma, rinitis o dermatitis, o interacción con medicamentos de importancia

Tener en cuenta limitaciones físicas, lesiones o condiciones especiales

Escrito por:
Dr. German Quiróz
Médico especialista en sexología clínica
SUGO Sexólogos
Consulta en Pereira, Manizales y Armenia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *