Eyaculación Precoz, Sexología

Eyaculo muy rápido, ¿Qué puedo hacer?

“Soy un hombre de 31 años y vengo a consulta porque eyaculo muy rápido…”

Éste es uno de los motivos de consulta más frecuentes en sexología; aproximadamente 70% de los hombres que consultan al sexólogo, lo hacen por este motivo. 

“…doctor, creo que desde que inicié mi vida sexual como a los 15 años, he tenido este problema, el cual he tratado de disimular de muchas maneras, por ejemplo, haciendo que mi pareja acabe primero y luego yo, o tomando licor, o a veces lo que hago es masturbarme antes de mis relaciones sexuales…y pues la verdad, ya el placer durante la relación no es igual.  

Lo que me preocupa es que el problema se ha ido empeorando cada vez más, al punto que ya prácticamente no duro nada…penetro y ahí mismo me quiero venir.  

Esto me ha sucedido con todas las novias que he tenido y es más, esta situación ha sido la causa de la terminación con algunas de mis parejas, he llegado al punto de evitar tener relaciones sexuales o no buscar a mi pareja, porque no quiero “quedar mal” y eso me genera bastante nerviosismo e inseguridad, hasta yo creo que mi autoestima se me ha bajado, ¡usted sabe doctor!, que uno tiene su ego y no quisiera que ella piense que ya no puedo, que tengo otra persona, que ya no me gusta o que ya no la quiero, al contrario, la amo, me veo a largo plazo con ella y no quisiera que la relación se termine esto es lo que más me estresa y lo que más rápido me hace eyacular.  

A pesar que ella ha sido muy comprensiva, yo se que en algún momento ella no se va a aguantar y se va a aburrir, yo nunca había visto esto como un problema y además ella me manifestó la insatisfacción y por eso me insistió en que buscara ayuda.  Tampoco he hablado con nadie al respecto ni he consultado por vergüenza y bueno, pues ya me decidí y quiero que usted me ayude a solucionar este problema doctor. 

Como prevenir la eyaculación precoz

¿Qué hacer para controlar la eyaculación precoz?

Ésta es una historia muy frecuente en nuestra consulta, que refleja el grado de sufrimiento que puede experimentar una persona con su pareja y llegar a generar la ruptura de las relaciones, dañar o modificar los proyectos de vida. 

La eyaculación precoz es uno de los problemas más frecuentes en hombres y afecta muchísimo su autoestima y autoimagen, además, que trae problemas con la pareja por la insatisfacción que ésta suele experimentar, puede tener causas orgánicas y la mayoría, son de causas psicológicas y culturales, en las que el aprendizaje y la ansiedad por “quedar bien y rendir sexualmente” son elementos fundamentales.  También tiene que ver con el aprendizaje en la forma de masturbarse o con las condiciones en las que se dieron las primeras experiencias sexuales, lo cual, se puede reconocer a través de la realización de una historia clínica sexológica completa.

Tratamiento para la eyaculación precoz

El tratamiento depende de las causas y este puede ser con algunos ejercicios de los músculos que controlan la eyaculación, algunas técnicas en pareja y/o aprendiendo a manejar la ansiedad por rendir sexualmente; en otros casos, es necesario adicionar medicamentos. También se debe explorar cómo está la relación de pareja y la disposición de ésta para participar en la terapia, lo importante de saber que los problemas sexuales, incluida la eyaculación precoz, SÍ tienen solución

La mayoría de las personas recuperan el control de su reflejo eyaculatorio luego de algunas semanas de terapia y así disfrutar nuevamente de una vida sexual muy satisfactoria, a la cual todos tenemos derecho. El manejo profesional es fundamental, imagínate que puedas lograr más seguridad, satisfacción, bienestar, mayor autoestima y unas experiencias sexuales más satisfactorias.

Si eres una persona que actualmente está teniendo inconvenientes con su eyaculación precoz, te recomendamos consultar con un médico especialista en Sexología.

Si prefieres escucha el Podcast sobre la Eyaculación Precoz

Dr. Hernando Restrepo

Médico magíster en Sexología Clínica

SUGO Sexólogos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *